viernes, 23 de junio de 2017

JOE HILL - LA RUTA DE LA PELEA -1879/1915

Esto es sobre uno de los tantos pioneros en esto de combinar una actitud rebelde, con el infinito mundo de la canción. Este es uno de los grandes: Joe Hill, otra de las innegables raíces del punk-rock.


            Para no exagerar y sumergirnos en tediosas tintas históricas que harían de estos textos algo interminable, habrá que remitirnos acá nomás, a los primeros días del siglo XX, con uno de los símbolos de la canción discordante: Joe Hill, uno de los hilos más notorios para desentrañar estas moléculas investigativas acerca del espíritu del rock and roll y sus variables punketas.  Será en estas veredas blancas de la canción de protesta, donde confirmaremos que los trinos de vena irascible y discurso con pólvora, ni son nuevos ni ofrecen gran resistencia a la hora de ser buscados.

Los predicadores de pelo largo
salen todas las noches.
Cuando se le pregunta
¿hay algo para comer?
ellos responderán con voces tan dulces: “Usted va a comer,
en esa tierra gloriosa por encima del cielo; trabajando y orando, viviendo en el heno, y obtendrás pastel en el cielo cuando te mueras”.
El ejército del hambre juega contigo,
Cantan, aplauden y rezan
Hasta que pongas tu dinero en el tambor
y ellos gritan, saltan y gritan,
pues “Dando dinero a Jesús
se pueden curar todas tus enfermedades”
(Joe Hill - “El Predicador y el Esclavo” – 1913)

            Guitarra incorruptible que soltó sus dianas clarinando nuevos mundos en una joven Norteamérica esclavista, Joel Emmanuel Hägglund, más conocido como Joe Hill, hunde sus orígenes en la congelada Suecia, en el año de 1879, y asienta sus reales en California, EEUU. Su militancia sindical la combinará con su habilidad para las canciones, dejándonos algunas humeantes bellezas que ya son eternas

Los chicos de Azul,
con estrellas y rayas
fueron enviados por el Tío Sam
Las cosas se veían muy tristes cuando las
bayonetas entraron por el tejido de nuestras telas…”
(Joe Hill -- “John Golden y la huelga de Lawrence” – 1912)


            Luego de ser arrestado varias veces por lanzar proclamas con las cuales “enardecía muchedumbres”, el 19 de Noviembre de 1915, Joe Hill, es fusilado. A su entierro acudieron 30,000 personas. Apoteósico e insólito para un músico que “solo” peleaba por los Derechos de los demás; alguien que utilizó la música como tenor de lucha y para difundir consignas. Su último pedido, justo antes de ser fusilado, fue: “No pierdan su tiempo con lutos... Organícense...”. (Daniel F) 


FUENTE: “Por las Olvidadas Raíces del Punk Rock – Guía Práctica contra los lanzadores de bolas de nieve” (2013), de Daniel F, ediciones KIPUY, Lima-Perú / Ubicable en las tiendas Lapsus Linguae y El Cityo (Centro Comercial Cantuarias, calle Cantuarias 140, Miraflores) y tienda Moving Sound (Galerías Brasil, cuadra 12 de la Av. Brasil

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La Internet está repleta de datos, Rincón... Es sólo cuestión de buscar.

      Eliminar
  2. Caramba, en esto de la música, uno no termina de aprender. Bien jugao, F

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos iguales... Yo sigo aprendiendo todos los días.

      Eliminar